Tratamientos fitosanitarios en Castellón

Control de plagas y enfermedades

La importancia de la jardinería como un bien común y colectivo comporta un buen tratamiento y un esmerado cuidado a cargo de nuestra empresa. El verde doméstico y urbano contribuye a la renaturalización de la ciudad y aporta indiscutibles beneficios ambientales, como la regulación de la radiación solar, la reducción de la temperatura y de las partículas en suspensión. Sin olvidar el valor paisajístico y de fomento de la biodiversidad.

Berna López se asegura de mantener y proteger los elementos vegetales de su jardín. Prevenir y cuidar las plagas y enfermedades específicas y más significativas que puedan aparecer en la vegetación de su jardín es uno de nuestros principales retos y obligaciones.

La gestión integrada de plagas y enfermedades en la jardinería nos da prioridad a las prácticas y a los productos que generan menos riesgos para la salud humana y el medio ambiente, utilizando los métodos químicos como último recurso.

En el camino hacia la progresiva reducción en el uso de productos químicos en el mantenimiento del césped y arbolado, Jardinería Berna López dispone de un programa de gestión, que planifica las diferentes estrategias para abordar los tratamientos de control de plagas y enfermedades. En el control integrado se prioriza, en primer término, utilizar los tratamientos de menor a mayor impacto en el medio ambiente, con la máxima de la preservación de la salud de las personas.

Diferenciamos seis grandes tipos de tratamiento

1. Culturales: la selección de las especies que se plantan forma parte de este método. Se actúa de forma preventiva escogiendo las especies mejor adaptadas al entorno urbano y las más resistentes al ataque de plagas y enfermedades.

2. Mecánicos: las podas controladas pueden ayudar a prevenir la aparición de plagas y su extensión, y son muy efectivas en caso de afectaciones parciales con la retirada de las ramas afectadas.

3. Control biológico: el control biológico consiste en la utilización de organismos vivos para controlar las poblaciones de un organismo que genera molestias o daños en la especie, contrarrestando la plaga o aportando un refuerzo a las defensas del ejemplar vegetal por tratar. Se utilizan parasitoides,
depredadores, microorganismos y nematodos.

Este procedimiento contribuye a equilibrar los niveles de población de los insectos que afectan a la especie y, por lo tanto, a reducir los efectos nocivos. Hay que tener presente que no se erradica la plaga en su totalidad y, dado que el entorno urbano no reproduce al 100 % los hábitats naturales, puede resultar necesario repetir la reintroducción de estos organismos de forma periódica para  mantener su efectividad.

4. Trampas de feromonas: un tratamiento basado en la simulación de las estrategias que desarrollan las hembras de las especies para completar su ciclo reproductivo. No todas las feromonas son de atracción sexual, también existen de agregación y de otros tipos. En el caso de utilizar feromonas sexuales, estas atraen a los machos de la especie atacante, que son conducidos hacia cajas trampa donde quedarán atrapados. Es un funcionamiento idéntico al de los atractivos alimenticios que atrapan a los insectos en alguna sustancia pegajosa.

5. Bandas cromáticas: otro tratamiento basado en la mímesis de los mecanismos naturales de atracción de los insectos. Las bandas cromáticas utilizan la misma estrategia que las flores y utilizan el poder de atracción que algunos colores tienen sobre los insectos para capturarlos.

6. Métodos químicos

6.1 Endoterapia vegetal: método por el que se inyecta a presión el producto fitosanitario a la planta, que se esparce por los conductos de su sistema vascular. Es un mecanismo inocuo para las personas que ha demostrado ser muy efectivo, por ejemplo, en los tratamientos contra la procesionaria del pino.

6.2 Atomizaciones y aplicaciones fitosanitarias en forma de riego: tratamiento basado en la aplicación del producto rociando la especie por tratar, ya sea con productos ecológicos o, cuando no existen en el mercado alternativas de origen natural autorizadas, productos de síntesis química.

La aplicación de productos ecológicos, como extractos naturales e insecticidas sintetizados, se puede llevar a cabo a partir de productos extraídos de la propia planta o de origen mineral. Este es
el caso de las piretrinas, los aceites vegetales (derivados del Piretrum sp), las azadiractinas derivadas del Azadiracta indica o, en el caso de productos de origen mineral, los derivados del carbón de antracita.

Los tratamientos se aplican como último recurso cuando el riesgo de extensión de la plaga o su grado de afectación lo hacen necesario, así como por su virulencia o por las molestias que se pueden derivar sobre la población.

Consulte nuestros cuidados y tratamientos fitosanitarios

© 2019 Berna López Todos los derechos reservados
Producido por PA Digital